Director General | Carlos Marín Romano | carlos.marin@cmgolf.es

blog

Netgolfing el hoyo 19 de los campos de golf.

Como bien es sabido muchos de los grandes negocios se acaban firmando fuera de los despachos, más que delante de un escritorio se suelen realizar en restaurantes u hoteles. De un tiempo a esta parte también se consideran que en los ámbitos deportivos, más concretamente en torneos de golf, son perfectos para este tipo de menesteres.

Mucho más que un campo de golf.

Un ambiente relajado y sosegado en el que se practicar un deporte al aire libre, es un escenario apropiado para poder entablar relaciones comerciales con nuevos socios.

Existen a día de hoy circuitos de golf que están enfocados en este tipo de networking y uno de los objetivos de los participantes es poder establecer acuerdos comerciales con los diferentes participantes.

Estos torneos de golf están enfocados a un público muy exclusivo, generalmente directivos de grandes grupos empresariales, los cuales la mayoría de ellos se conocen entre sí y buscan nuevos escenarios más desenfadados, en los cuales además de divertirse practicando deporte, pueden llevar una relación comercial a otro estadio.

Una de las razones por la que este tipo de networking es mucho más efectivo que una comida a la hora de cerrar tratos, radica en el número de horas que lleva a los participantes a realizar el recorrido completo de los dieciocho hoyos que conforman un campo de golf. Durante todo ese tiempo en el que se está participando en el torneo de golf, sirve para una primera toma de contacto que luego se finalizará durante el cocktail que se realiza al terminar.

Este tipo de relación es uno de esos casos en donde el ocio es negocio, ya que como mencionamos antes las circunstancias que rodean a este tipo de eventos, dista mucho de la presión que se tiene al estar en la empresa.

Como todos sabemos los campos de golf siempre fueron lugares para cerrar negocios además de jugar de unos hoyos. A día de hoy esta tendencia ya se está convirtiendo en una moda.